3

Se mofan de un discapacitado y lo cuelgan en youtube ¿Justicia?:

Hoy, después de haber hablado de los peligros, ventajas y desventajas de algunos grandes nuevos iconos para los jóvenes ( me estoy refiriendo a tuenti, facebook...) Lo que ahora me gustaría tratar es una notica que me indigno bastante la verdad. me estoy refiriendo al vídeo que se subio hace ahora algunos meses en el que se mostraba a un discapacitado siendo objeto de mofa y burla por parte de algunos desalmados por no decir otra cosa que andar´ía por estúpidos, idiotas y esos insultos que tan bien les viene a su actitud. Evidentemente, los autores han recibido un castigo, pero un penoso castigo. Solamente deben pagar una multa de 1500 euros, un importe que el padre de la víctima no duda de calificar de ridículo, y ciertamente, no me extraña. Si fuera nuestro hijo el agredido probablemente pediríamos mucho más dinero, o mejor, trabajos comunitarios o algo por el estilo. Que a algunos por robar una barra de pan los encarcelen algo más de un mes, y despues ante actos tan tristes como este, una pequeña multa y a casa.

Que nuestra justicia es pésima, no es ninguna novedad, pero ante datos como el que la multa por una falta grave oscila de los 60.000 a los 300.000 euros, dan bastante que pensar.
Lo cierto, es que no me cansaré de dar ejemplos de como la tecnología y en este caso concreto, internet, pueden generar mucho mal.
Muchas preguntas quedan abiertas, y a cada caso de este tipo, sirva también de ejemplo el de la desaparecida marta, me producen dudas, que quizás solo el tiempo resuelva, pero que ciertamente son preocupantes ¿ Se puede dejar utilizar interentet a todo el mundo? ¿ Es positivo que humillaciones como esta, puedan gozar de una repercusión tan fuerte?...

3 comentarios:

Lara dijo...

¿Justicia? Hace mucho tiempo que dejé de creer en eso.

Carrasco dijo...

Si la pregunta es si hay justicia en este país, la respuesta es clara, NO! Y el que piense lo contrario que se lo haga saber a la madre de la chica de 14 años víctima de una violación cuyos supuestos autores ahora juegan en su casa a la PlayStation tras amenazar a la chica después de los abusos.

Juan Carlos dijo...

El problema no es eso de colgarlo es lo que pasa por esas cabezas capaces de pegar, vejar, acosar, violar y luego subirlo a la red para compartirlo. ¡Vaya valores que transmitimos a estos críos, niñatos o lo que sea! Una colección de cintazos no les vendría mal. ¡Uy, lo que he dicho! ya me van a denunciar al defensor de menores.

Publicar un comentario